Predicción: Tránsitos, progresiones secundarias, anticumpleaños, ...

La predicción en Astrología

Uno de los principios básicos que observamos en la vida y particularmente en la astrología es que, cada cosa, está constantemente cambiando. Así como cada día se convierte en noche y la noche se vuelve día, del mismo modo las figuras que forman los movimientos planetarios cambian infinitamente. La astrología correlaciona estas figuras cambiantes con nuestra vida humana personal, y con el mundo en general. Tenemos épocas buenas y épocas malas, períodos en que las cosas van mejor y son agradables y otros en los cuales todo parece salir mal y venirse abajo. Nada permanece en el mismo estado, cada cosa cambia de acuerdo con unas pautas y unos ciclos definidos.

Lamentablemente, muchos de nosotros gastamos gran parte de nuestro tiempo y energía luchando contra la corriente o fluir de la vida. Las oportunidades que se dan, así como la gente apropiada, aparecen y tienden a unirse a nuestra existencia cuando el tiempo está maduro. Cuando forzamos una circunstancia o acontecimiento, a menudo conseguimos aquello que queremos, pero no lo que realmente necesitamos. Acorde con este principio, la astrología nos enseña que existe un tiempo para cada cosa, tal como está escrito en el cielo.

Esto no quiere decir que debamos sentarnos y cruzarnos de brazos hasta tanto el cielo se acomode a nuestro favor, sino más bien tratar de ver cómo podemos hacer para mejorar nuestros ciclos; cuando nos toca ir “hacia arriba” o “hacia abajo”, de manera tal que seamos más conscientes de cómo los ciclos planetarios se correlacionan con nuestras vidas. En otras palabras, cuando es tiempo de esperar y cuando es tiempo de moverse hacia adelante.

La astrología ayuda a descubrir las verdaderas actitudes e intenciones y de este modo, nos obliga a obrar con responsabilidad. Si no asumimos la responsabilidad indicada por los tránsitos y progresiones, proyectamos la energía hacia afuera y llegamos a ser víctimas de las circunstancias. Pero si la asumimos, somos más conscientes y, por lo tanto, tenemos más control sobre nosotros mismos y nuestro entorno. Esta manera de encarar la astrología es totalmente contraria a la asumida por muchas personas, que quieren “escapar” a las influencias “negativas” de los astros.

La astrología predictiva nos ayuda a distinguir las probables áreas favorables de aquellas que pueden ser de lucha o temor. También esta clase de astrología nos enseña a transformar una actividad de conflictos y temores por otra que signifique armonía. Cuando el camino de menor resistencia es dañino para nosotros, estamos como condenados a vivirlo. Nada puede obligarnos a seguir un camino autodestructivo; nada excepto nuestra propia pereza. Mucha gente sigue este camino de menor resistencia y ésta es la razón de porqué las predicciones se cumplen o son efectivas.

La lección que frecuentemente da la astrología predictiva es que la gente hace casi siempre lo que es más fácil para ella. Si nuestro fin es predecir lo que la gente hará, lamentablemente nuestra regla más efectiva es la de suponer que seguirá la línea de menor resistencia y esto sucede muy a menudo. Pero si nuestro fin es ayudar a la gente a crecer, entonces debemos reconocer que existe una innata capacidad en el ser humano para convertir aquellas áreas probables de acción negativa por otras positivas.

El conocimiento de la astrología ayuda al ser humano a ser consciente de las energías que están obrando en determinado momento y esto le permite ser una parte activa de la realidad. El propósito de la astrología predictiva es ayudar a que la gente haga mejores elecciones, aclare la naturaleza del ambiente psicológico que atraviesa y le sirva como un faro que ilumina su camino en la vida. La esencia de la astrología es completamente humanitaria. Ayudar a la gente a comprenderse a sí misma y a sus experiencias vitales es la misión del astrólogo.

A través de las diferentes técnicas con que trabajo, veremos lo que llamo “ventanas de tiempo y oportunidad”. No todas las predicciones se cumplen, y el astrólogo que lo afirme falta a la verdad, porque hay trenes que pasan por delante nuestro y a los que no subimos, pero no hay un conocimiento a nuestra disposición en este planeta que iguale a la astrología para sincronizar a la persona con esas “ventanas de tiempo y oportunidad”, para darnos cuenta de bajo que energías nos estamos moviendo.

Siempre digo que prefiero saber el 50% de lo que pasará que nada. Por eso, volvemos cada año a hacernos la revolución solar, o cuando tenemos una decisión importante que tomar, acudimos a la consulta del astrólogo.

Técnicas y herramientas como la astrología horaria, la astrología electiva, la revolución solar, las revoluciones lunares, los tránsitos, las progresiones secundarias, las direcciones, los anti cumpleaños, los eclipses, deben ser manejadas por un astrólogo tradicional, porque son las herramientas que nos permiten responder a inquietudes y problemas reales de los consultantes.

Técnicas de predicción

Predecir el futuro es una meta innegable de la Astrología, y aunque en la actualidad, las corrientes psicoastrológicas tienden a olvidar sus pronósticos de futuro, no hay consulta astrológica completa si excluimos la predicción. Para llevar a cabo todo tipo de previsión la astrología cuenta con diferentes técnicas, que en conjunto, dan una idea global de las “ventanas de tiempo” por las que va a pasar una persona. Estas son las diferentes técnicas:

-Tránsito es el nombre que recibe el movimiento que hacen los planetas a través del zodíaco. ¿Cómo nos afecta un tránsito?: hay que tener en cuenta la carta natal de la persona, y también cómo está el planeta transitante en el tema natal. El tránsito destapa el potencial de la carta.

¿Dónde nos afecta? Sobre la casa por la que transita y sobre la casa que rija el planeta en tránsito.

Los aspectos que el planeta realiza con planetas de la carta natal son muy relevantes en la interpretación.

Direcciones y progresiones

De los métodos usuales de predicción en Astrología, estas tres técnicas consisten en progresar partes o planetas de la carta, según diferentes claves (velocidad a tener en cuenta para calcular la progresión). Son indispensables, dados los resultados satisfactorios que ofrecen.

Progresiones secundarias

Cada día después del nacimiento corresponde a un año de vida.

Direcciones de arco solar

Todos los planetas y ángulos de la carta se mueven con el movimiento del Sol, más o menos 1 grado cada año. La clave es 0º58’-1 grado = 1 año.

Una vez definido ese arco solar, se aplica la misma longitud a todos y cada uno de los parámetros de la carta, y se cotejan con las posiciones natales. Por lo tanto la única similitud entre ambas técnicas sería la posición resultante del Sol, pues a diferencia de las Direcciones Primarias, en las Progresiones Secundarias se otorga a cada cuerpo celeste su propia velocidad de desplazamiento.

Direcciones primarias

Estudio de los arcos que los lugares planetarios natales parecen recorrer a causa de la rotación de la Tierra alrededor de su eje. Cada posición natal formará conjunciones o aspectos con los lugares radicales o natales de los planetas, el Medio Cielo (MC) o el Ascendente.

Revolución Solar

Una carta de revolución solar es un gráfico establecido para el tiempo exacto del regreso del Sol a su posición natal, cada año.

Al momento del nacimiento, el Sol en tránsito tiene una posición zodiacal muy específica, que puede definirse en términos de grados, minutos y segundos de arco. Cada año, el Sol vuelve a la posición natal exacta y ese momento del retorno se puede calcular y conocer. Este tiempo se utiliza para calcular la carta de retorno solar.

Los retornos solares son muy diferentes de las técnicas de otras tendencias como tránsitos, arcos solares y progresiones secundarias por las siguientes razones:

     La carta de revolución solar es un todo integrado, no aspectos aislados que ocurren uno tras otro, o sólo para un corto tiempo. Una carta de retorno solar presenta un cuadro completo que estará en vigor durante el año y todos los planetas van a interpretar su papel en ese año hasta el siguiente cumpleaños. Hay una integridad en esta técnica que no es tan evidente con otros métodos astrológicos. Hay tiempo para vivir esa carta y llegar a conocer el significado de cada planeta y casa. Las lecciones están bien definidas y tendremos tiempo para trabajar con ellas.  La revolución solar no puede interpretarse sin tener en cuenta las posiciones planetarias de la carta natal, por lo que debemos superponer la carta de revolución solar a la carta natal.

Revolución Demi solar o Péndulo Solar (vulgarmente conocida como Anti-Cumpleaños)

La revolución Demi solar es la carta que se calcula para el instante en que el Sol retorna a la oposición al Sol natal, en el lugar donde la persona se encuentra la persona en ese momento. Esto ocurre una vez al año, a seis meses del cumpleaños. Esta carta da información que permite distinguir los primeros seis meses del año solar, de los segundos seis meses.

Revolución Lunar

Cada mes, la Luna vuelve a su posición natal en nuestra carta. El cielo detenido en ese momento, nos da indicaciones acerca de los 28 días por delante hasta que se produce el siguiente retorno lunar.

Opciones: Predicción

Tránsitos, progresiones secundarias, direcciones de arco solar, direcciones primarias y revolución solar

125
  • La consulta de prognosis dura entre 1h 45m y 2h aproximadamente.
  • Se graba en audio
  • Estudio tránsitos, progresiones, direcciones de arco solar y revolución solar, en total 6 gráficos diferentes.

Necesitaré:

  • La fecha, lugar y hora exacta de nacimiento
  • Lugar donde se halla pasado el cumpleaños de la revolución solar que se quiera estudiar.

Tránsitos, progresiones secundarias, direcciones de arco solar, direcciones primarias, revolución solar y carta demisolar o anticumpleaños

135
  • La consulta de prognosis dura 2 h aproximadamente
  • Se graba en audio
  • Estudio tránsitos, progresiones, direcciones de arco solar, revolución solar y la carta demisolar o anticumpleaños, operativa desde mitad de año hasta el siguiente cumpleaños en total 8 gráficos diferentes.

Necesitaré:

  • Fecha, lugar y hora exacta de nacimiento.
  • Lugar donde se halla pasado el cumpleaños de la revolución solar que se quiera estudiar.
  • Lugar donde se pasará el momento de la oposición solar anual.

Tránsitos, progresiones secundarias, direcciones de arco solar, direcciones primarias, revolución solar, carta demisolar o anticumpleaños y revoluciones lunares hasta el siguiente cumpleaños

200

Esta es la consulta más completa que un astrólogo puede ofrecer respecto a las técnicas de prognosis, ya que las revoluciones lunares nos ofrecen una visión mes a mes de lo que la revolución solar o demisolar prometen, por lo que podemos detallar mucho más al consultante.

  • La consulta dura 2,30 h aproximadamente.

Necesitaré:

  • Fecha, lugar y hora exacta de nacimiento.
  • Lugar donde se halla pasado el cumpleaños de la revolución solar que se quiera estudiar.
  • Lugar donde se pasará el momento de la oposición solar anual, y cada revolución lunar mensual.